...
...
ES

Cinco consejos para mejorar tus composiciones en Cubase

Componer una canción es la mejor forma de expresar lo que estás sintiendo y capturar la imaginación de todo aquel que la escuche. Pero necesitas conocimiento y práctica para conseguirlo. Aquí te presentamos algunas formas en las que Cubase puede ayudarte a componer una buena canción para ayudarte en tu carrera musical y crear algo maravilloso.

Primero: captura tus ideas

Una gran canción comienza con una idea simple. Captura tu idea como quieras. Por ejemplo puedes grabar una frase vocal, un lick de guitarra o un buen ritmo y seguir creando tu canción desde ahí. Deja que las ideas se alimenten entre sí y encuentra inspiración en la forma en la que las distintas partes de tu canción interactúan. Y no dudes en cambiar cosas cuando sientas que es necesario. Recuerda, es por el bien de tu canción.

Segundo: experimenta

No dudes en experimentar con nuevas ideas cuando estés haciendo música. La tecnología abre un mundo completamente nuevo de posibilidades creativas. Crea armonías desde una grabación de voz, genera acordes con una sola tecla e inspírate con loops y samples. Mezcla lo electrónico con lo acústico y lo antiguo con lo contemporáneo. Absolutamente todo es posible cuando trabajas con Cubase.

Tercero: nunca dejes de aprender

Nunca dejes de aprender cosas nuevas para hacer música. Ya sea una nueva forma de grabar guitarras, explorar las posibilidades de armonías vocales o estudiar el arreglo de canciones míticas, la música siempre tiene algo nuevo que enseñarte. Es un viaje que se hace más interesante cuanto más tiempo le dediques. Ahí fuera hay un universo musical inmenso que tiene mucho que enseñarte.

Cuarto: concéntrate

Concéntrate en la canción en su conjunto y en cómo te hace sentir. Por supuesto que hay que dedicar tiempo a los detalles y cambiar un relleno de batería aquí o allá, pero nunca pierdas de vista la canción en su totalidad. Tu canción debe inspirarte y ser algo de que te sientas orgulloso/a de mostrar al mundo. Una gran canción puede capturar tu imaginación y la de tus oyentes, y eso debería ser siempre tu objetivo.

Quinto: no le des demasiadas vueltas

Las mejoras cosas salen solas. Algunas veces puedes tener la sensación de llegar a tus límites creativos. Tómate un poco de tiempo para ti y, a continuación, vuelve a la canción con una nueva perspectiva. En la mayoría de los casos verás que la nueva energía y pasión obtenida en este descanso te ayudará a romper las barreras y avanzar con tu música.